10 razones por las que usted debería contratar a un arquitecto


Llevo cierto tiempo queriendo escribir este artículo, con la humilde intención de poner las cosas en su sitio y revindicar el papel del arquitecto en la sociedad. Con la coyuntura económica actual hecha unos zorros y la pérdida de confianza en el papel de los técnicos, creo que es necesario hacer hincapié en los aspectos por los que usted debería contar con los servicios de un arquitecto para llevar a cabo su proyecto de edificación o urbanismo, con unas garantías de calidad y profesionalidad óptimas. Esta situación ha contribuido a la devaluación y relativización del trabajo de los arquitectos y sus honorarios profesionales, bien por vicios derivados por la idea de que nuestro trabajo es un mero trámite burocrático, fruto de un total desconocimiento del proceso de proyecto y de las exclusivas cuotas de responsabilidad del arquitecto; bien por la fuerte competencia desleal derivada de la necesidad de captar encargos a cualquier precio con descuentos insostenibles que apenas cubren gastos, y que por tanto no son garantía de un trabajo profesional y de calidad.

Por tanto, ¿Porqué razón debería usted contratar un arquitecto?


1. Formación

El arquitecto es un técnico con formación y experiencia para diseñar, coordinar y gestionar tanto proyectos de edificación como proyectos de espacio urbano, planeamiento y urbanismo. El arquitecto ha sido formado para cubrir las distintas áreas implicadas en el proceso de diseño y construcción de edificios destinados al hábitat y la realización de actividades humanas. Edificios comerciales, culturales, educativos, sanitarios, terciario, ocio o aquellos relacionados con las infraestructuras del transporte, son el abanico de tipologías edificatorias donde el arquitecto tiene competencias para ejercer su profesión. La especialidad de arquitecto urbanista cubre las áreas relacionadas con las escala de la ciudad y del territorio como el diseño y gestión del espacio urbano, diseño y tratamiento del paisaje, la planificación urbana y el urbanismo.

2. Creatividad y Técnica

El arquitecto no solo está preparado para concebir proyectos interesantes, bellos y funcionales, sino que además sabe como materializarlos para ejecutarlos según las técnicas constructivas más adecuadas y resolver aquellos problemas técnico-constructivos inherentes a cada proyecto. En esta fase, la constructiva, la figura del arquitecto técnico o aparejador es indispensable para que el proyecto llegue a buen fín y se ejecute según la buena práctica constructiva. 

3. Conceptualización de las necesidades del cliente

El arquitecto tiene la capacidad de conceptualizar las necesidades del cliente para darles forma en base a una estrategia de actuación orientada a extraer el máximo partido al espacio disponible, ofreciendo las máximas prestaciones de una forma coherente, eficaz y sostenible económicamente. En este apartado, la habilidad del arquitecto para satisfacer las necesidades espaciales y funcionales del cliente en base a un presupuesto preestablecido es vital. Aunque la realidad demuestra que un gran presupuesto no es directamente proporcional a la calidad del proyecto, y que por lo general, los proyectos con presupuestos ajustados y definidos dan como resultado proyectos mucho más interesantes y creativos.

4. Gestión de prioridades

El arquitecto sabe priorizar las decisiones proyectuales a las necesidades y requerimientos del cliente, ajustando las soluciones tomadas a la normativa vigente y a los requerimientos de seguridad en materia de edificación. Por tanto, nadie mejor que él para confiar la gestión integral de su proyecto.

5. Responsabilidad Civil

El trabajo del arquitecto contribuye a la mejora de la calidad de vida de los usuarios y la calidad urbana del entorno inmediato a la intervención. Dado que el arquitecto construye espacios para ser habitados por el hombre, las decisiones y adecuación desde el punto de vista de la legalidad vigente y la ejecución del proyecto son responsabilidad del arquitecto que lo firma. Por tanto, es normal que dicha responsabilidad civil, gravada durante los diez años siguientes a la firma del proyecto, sea repercutida en los honorarios del arquitecto para la redacción del mismo. Parece una obviedad, pero en ocasiones hay que recordarlo a los clientes para que tomen conciencia de cómo se calculan los honorarios de cada proyecto.

6. Sostenibilidad económica del proyecto

Un arquitecto le puede ayudar a llevar a cabo su proyecto, asesorarle y ajustar sus necesidades a un presupuesto determinado teniendo en cuenta todos los requerimientos normativos aplicables en materia de edificación o urbanismo. Un proyecto bien diseñado y materializado constructivamente será más sostenible y requerirá menos costes de mantenimiento. Contar con los servicios de un arquitecto le ayudará a adoptar soluciones mucho más eficientes energéticamente, para optar a una calificación energética alta que contribuya a un mayor ahorro energético y económico para el cliente. Esto aportará un valor añadido a su vivienda, local, edificio o proyecto.

7. Viabilidad del proyecto

Un arquitecto le podrá ayudar a explorar todas aquellas opciones posibles para evaluar la viabilidad económica y funcional de su proyecto. La idea es poder decantarse por aquella opción más idónea a sus necesidades, de forma previa a la redacción del proyecto. Para ello, el arquitecto dispone de todas aquellas herramientas necesarias para evaluar de forma gráfica y económica cada una de las opciones estudiadas. Este aspecto es un valor añadido que debe valorar el cliente y que de alguna forma se debe justificar en los honorarios profesionales.

8. La conciencia ambiental y eficiencia energética

El arquitecto está formado y dispone de las herramientas proyectuales y de cálculo necesarias para incorporar los aspectos relacionados con la eficiencia energética en la envolvente del edificio, así como un buen catálogo de buenas prácticas constructivas orientadas a mejorar la eficiencia energética del edificio y la calidad ambiental de su entorno inmediato.

9. Gestión y trámites

El arquitecto conoce bien los trámites municipales y la gestión administrativa de cada proyecto, por tanto, conviene que estas gestiones la realice el propio técnico para que el cliente no tenga que preocuparse por nada. Evidentemente, este aspecto es un punto importante a considerar por el cliente, ya que delegar toda esa gestión al propio técnico debe repercutir de alguna forma en los honorarios del arquitecto.

10. Interacción y capacidad de comunicación

El arquitecto es quien mejor conoce las necesidades espaciales de su proyecto, ya que gran parte de nuestra formación está orientada a la capacidad de gestionar de manera efectiva un proyecto en todas sus fases, y a la capacidad de comunicar cada una de las partes que fundamentan el proyecto, no solo al cliente sino también a cada uno de las partes intervinientes durante el proceso de redacción y construcción del mismo.


Estas  razones descritas colaboran en la idea de que la calidad, la profesionalidad y un buen proyecto deben estar en consonancia con unos honorarios justos y coherentes con la naturaleza del proyecto. Por tanto, no se trata de abaratar temerariamente los honorarios, sino de aportar por la misma oferta de servicios un valor añadido para cubrir todas las necesidades del cliente. Las ofertas y rebajas son una operación exclusiva de las actividades comerciales, y en cualquier caso no son aplicables a los servicios profesionales de arquitectura por lo altos grados de responsabilidad y los gastos que conlleva el ejercicio de la profesión. Sé que está demás decirlo, pero conviene recordarlo para tenerlo presente a la hora de valorar el servicio profesional y decidir quien le aporta el máximo valor añadido. ¿Un servicio integral gestionado con profesionalidad por unos honorarios justos o un servicio muy económico sin garantías? Usted decide.

Créditos: Imagen vía MorgueFile de kamuelaboy bajo licencia CC
_
Para cualquier consulta, solicitud de información o petición de honorarios puede ponerse en contacto conmigo a través del teléfono de contacto: 678 255 358, enviando un e-mail a miguelangel@tres60arquitectura.es o a través del formulario de contacto. Estaré encantado de poder resolver cualquier consulta que tengáis sin compromiso.
Post anterior
Next Post »

14 Lo han comentado:

Write Lo han comentado:
brosales
AUTHOR
29 de julio de 2013, 20:08 delete

Yo le sumaría uno más: "porque lo barato sale caro". El "hágalo Usted mismo", o el "cualquiera lo hace", al final le saldrá costando más caro, en términos de reparaciones, incremento del gasto energético, medidas ambientales correctoras, etc., etc.

Reply
avatar
30 de julio de 2013, 22:18 delete

Exacto! La bricomanía nos ha hecho un flaco favor. Lo apunto para el próximo post. Gracias por comentar. Saludos

Reply
avatar
Poomish
AUTHOR
23 de agosto de 2013, 20:08 delete

Si me permites, el título debería ser "10 razones por las que usted debería contratar al arquitecto adecuado". Porque los proyectos de edificación y urbanismo requieren, obligatoriamente, la firma de un arquitecto y la llevan. Como estampar la firma ha sido y sigue siendo tan fácil como poco comprometido, seguirá habiendo técnicos que la vendan barata a costa de dar ese "servicio técnico barato" que redundará en un resultado caro y, encima, de poca calidad.

Reply
avatar
2 de septiembre de 2013, 16:34 delete

Poomish, como en todas las profesiones técnicas los hay buenos, mediocres y malos. Pero hoy en día muchos clientes sopesan el coste de los honorarios como única vara de medir a la hora de encargar un proyecto a uno u otro arquitecto. Ahora da igual que seas un arquitecto buenísimo con proyectos interesantes, sólo te valoran por lo que cobras y no por lo que sabes hacer. Es así de lamentable.

En este artículo me refiero al profesional de verdad, al comprometido con su trabajo, al que paga sus impuestos, al que está colegiado y dispone de seguro de responsabilidad civil, al que factura por su trabajo y cobra unos honorarios responsables, decentes y acordes al trabajo invertido y a la naturaleza del proyecto. Los técnicos que se venden al mejor postor, cobrando auténticas miserias por un trabajo lamentable y poco ético, esos no me interesan.

Yo defiendo el trabajo justo y bien pagado, y creo que el título actual es el adecuado.

Reply
avatar
anonimo
AUTHOR
4 de junio de 2014, 23:44 delete

Tiene toda la razon. Pido su permiso para compartirlo.

Reply
avatar
5 de junio de 2014, 8:16 delete

Claro, por supuesto. Pero agradecería citar fuente y autor del artículo. Un saludo

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
12 de julio de 2014, 0:48 delete

Me gusta el artículo. Es agradable ver que sigue habiendo gente que cree en el trabajo bien hecho. A los que somos estudiantes lo que nos queda es seguir esperando, formándonos y, si fuera posible, ir adquiriendo experiencia. En el momento en que los clientes vuelvan a valorar estas cosas tan obvias que comentas, la figura del arquitecto volverá a donde se merece. Un saludo y ánimo con su trabajo.

"Nada que dure se construye en la facilidad"

RGG 94

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
16 de septiembre de 2014, 17:26 delete

"El arquitecto es el único especialista con la formación y experiencia adecuada para diseñar, coordinar y gestionar tanto proyectos de edificación como proyectos de espacio urbano, planificación urbana y urbanismo"
El único en urbanismo?¿?¿?¿ Ains... esta la cosa muy mala, es verdad, pero nos queráis poneros exclusividad en las competencias: Los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos también tenemos formación, experiencia y competencia en proyectos de espacio urbano, planificación urbana y urbanismo. Por favor, retoca eso. Un saludo.

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
18 de septiembre de 2014, 10:06 delete

Miguel Ángel, me gusta el enfoque que le has dado al artículo cuando le haces ver a un cliente la necesidad real de contratar los servicios de un técnico competente.
Sin embargo, creo que no está bien (como ya te han comentado), afirmar "El arquitecto es el único especialista con la formación y experiencia adecuada para diseñar, coordinar y gestionar tanto proyectos de edificación como proyectos de espacio urbano, planificación urbana y urbanismo", ya que en urbanismo también tienen competencias los ingenieros de caminos; y por ejemplo en desarrollo, coordinación y gestión de edificación están igualmente (o más) formados y con competencias los ingenieros de edificación.
Por supuesto el arquitecto es competente en estos ámbitos, pero no es el único y es por eso que veo incorrecta esa afirmación.
Un saludo

Reply
avatar
19 de septiembre de 2014, 16:38 delete

En primer lugar, quería agradeceros vuestras opiniones. Siempre son y serán bien recibidas. Aclarar que en ningún momento he tratado de revindicar las competencias del arquitecto frente a la de otros técnicos con este artículo, sino que va más en la línea del último comentario. Es decir, en la necesidad de contratar un técnico, en este caso arquitecto (cada uno defiende sus posiciones), para la elaboración de proyectos de edificación y urbanismo y evitar muchas de las situaciones que vemos a diario en la calle.

Con los tiempos que corren y el auge del "Do it yourself" algunas personas han adquirido cierta habilidad natural a auto-construirse cualquier cosa que se propongan, amparándose en la suerte y la miopía administrativa. Todo por ahorrase unos miles de euros con la contratación de un técnico que les redacte un proyecto, les gestione las licencias y les dirija las obras pertinentes, en base a la normativa vigente.

En otras ocasiones, son los constructores y reformistas los que sortean los trámites administrativos de muchas obras mediante la engañosa figura de la declaración responsable de obra menor, en la que todo vale y se acaban haciendo auténticas barbaridades. Al final, lo barato sale carísimo y tenemos excesos de volumen construido, alineaciones que se rebasan, fallos estructurales, demoliciones no autorizadas, obras sin licencia,... y un largo etc.

Por tanto, para evitar estas situaciones tan habituales hoy en día, creo que estamos en la obligación de hacer un poco de pedagogía y explicar las necesidad de contar con técnicos para cualquier trámite urbanístico. En mi caso, siendo arquitecto y urbanista, defendiendo mis posiciones.

Pero quiero dejar claro que se trata de un artículo de opinión y que, por supuesto, estoy abierto a sugerencias. En caso de que alguien se ha molestado por la coletilla "único", solo puedo decir que no era mi intención y que estaré encantado de revisar el texto. Pero, no lo convirtáis en una batalla sobre competencias porque es absurdo y no es el mensaje que quiero revindicar con el texto.

Sin más, agradecer vuestros comentarios. Un saludo!

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
6 de octubre de 2014, 14:52 delete

Y los ingenieros técnicos? como me han dicho alguno de ustedes alguna vez , " vosotros para las fábricas " ...sobretodo para hacer calculo de naves industriales , las mayores barbaridades las han echo arquitectos y eso no significa que sean todos malos , el problema son los visados de los coelgios que según sea la profesión , se pagan más o menos , en España , para hacer una simple nave , en mi caso , he visto casi todos los proyectos de arquitectos porque se suponen que pagando más , son mejores y no es así...
Que conste que no estoy en contra de nadie , pero también hay razones para contratar aparejadores , ingenieros...ya se sabe
Un saludo.

Reply
avatar
6 de octubre de 2014, 16:14 delete

A ver... vuelvo a repetir. Este artículo se escribió con la sana intención de explicar diez razones lógicas para contratar a un arquitecto, con el propósito de que los futuros clientes tomen conciencia de la necesidad de contar con un experto a la hora de realizar su proyecto residencial, comercial, licencia de actividad, reforma, ampliación, trámite municipal,.. Evidentemente, hay muchos profesionales como ingenieros, ingenieros técnicos, aparejadores (ahora ingenieros de la edificación)..., que también realizan muchos de estos servicios. Pero yo soy arquitecto y en mi blog personal, si ustedes me lo permiten, defiendo mi trabajo y mis conocimientos.

Cada cual que revindique su parcela de trabajo de la mejor forma que pueda, pero tomo nota para un próximo artículo sobre 10 razones para contratar a un técnico, así nadie se sentirá discriminado.

Al último anónimo decirle que no se puede defender una posición con topicazos, porque ni los arquitectos cobramos más que nadie, ni nadie envía a nadie a las fábricas. Hoy en día los clientes velan por su inversión y quieren profesionales que resuelvan sus problemas de forma eficiente, rápida y con el menor coste posible.

No se que entiendes tu por cobrar más y cito textualmente:'...se suponen que pagando más , son mejores', pero estás bastante mal informado de la situación actual de la profesión de arquitecto. Para empezar, yo cobro por lo que sé y por la responsabilidad que tengo sobre el proyecto en cuestión, ni un euro más ni un euro menos. Pero lamentablemente la realidad es más bien distinta y si quieres estar en el mercado te ves en la necesidad de rebajar los honorarios muy por debajo del umbral de lo razonable (a veces no cubrimos ni los gastos), para poder competir con el resto de profesionales.

Para terminar, decirte que por supuesto que hay razones para contratar aparejadores, ingenieros, delineantes,... faltaría más. Pero si crees que es necesario revindicar esas razones, tal y como yo he expresado en este artículo, te invito a que crees un blog y escribas sobre esas y otras muchas razones.

Un saludo y gracias por visitar mi blog.

Reply
avatar
Anónimo
AUTHOR
9 de junio de 2016, 0:27 delete

el maestro mayor de obras y el obrero saben mas que un arquitecto solo sirven para poner la firma el maestro termina corrigiendo las grandes falencias del arquitecto

Reply
avatar
9 de junio de 2016, 23:56 delete

El maestro de obras y el obrero, como tú dices, construyen y son expertos en su materia, nadie lo duda. Pero quién decide cómo y el porqué de un muro, un pilar o un forjado es el arquitecto, qué es quien firma y se responsabiliza del proyecto. Lo de quien corrige a quién está por ver. De todas formas tu planteamiento de confrontación entre constructor y arquitecto es erróneo y arcaico. Mis constructores son parte de mi equipo de trabajo y nos complementamos unos a otros. Por tanto, no estoy para nada con tu afirmación. En cualquier caso, gracias por visitar el blog y perder unos minutos en dejar un comentario. Un saludo!

Reply
avatar